Recommended

La página actual: Iglesia & Ministerio |
Evangélicos por la Acción Social cambia 'Evangélicos', llaman al término demasiado 'político'

Evangélicos por la Acción Social cambia 'Evangélicos', llaman al término demasiado 'político'

Ron Sider, profesor emérito en el Seminario Teológico Palmer en Pensilvania y fundador de Evangelicals for Social Action, habla en la conferencia Evangelicals for Life en Washington, D.C. el 21 de enero de 2016. | (Foto: Screen Grab/Evangelicals for Life)

Lamentando que el término "evangélico" sea ahora demasiado "en gran medida político" y no ha sido útil para transmitir el carácter de su organización, Evangélicos por Acción Social,un grupo académico-activista cristiano iniciado en 1973, anunció el lunes que han cambiado su nombre a Cristianos para la Acción Social.

"Hoy la palabra 'evangélica' en la mente popular tiene en gran medida connotaciones políticas. Para un número significativo de personas, significa un movimiento político de derecha irrevocablemente comprometido con Donald Trump. Muchos jóvenes criados en iglesias evangélicas se están alejando en iglesias evangélicas que abandonan el asco e incluso a veces la propia fe cristiana. Y la sociedad más grande piensa en los evangélicos no como personas comprometidas con Jesucristo y el evangelio bíblico, sino como activistas políticos pro-Trump", dijo Ron Sider, fundador y presidente emérito de la organización, en un comunicado.

"Después de un cuidadoso pensamiento y oración, hemos decidido cambiar nuestro nombre, ¡un poco! Nuestro nuevo nombre es Cristianos para la Acción Social (CSA). Creemos que nos ayudará a ganar un oído con más gente. Y sin duda evitará que las personas se nieguen a tomarse un minuto para ver quiénes somos porque ven una palabra que para muchas personas indica inmediatamente a la gente política", señaló.

Sider sostiene que si bien la palabra evangélica es un término teológico rico que se refiere a la ortodoxia cristiana histórica y el compromiso con el Evangelio de Jesús, el activismo político de figuras evangélicas populares como Jerry Falwell Sr., que formó la Mayoría Moral en la década de 1970, y Pat Robertson, que movilizó carismáticos y pentecostales en su carrera presidencial de 1987-1988, diconó esa narrativa.

Explicó que si bien la ESA creía que la fe bíblica llamaba a los cristianos a una agenda "completamente pro-vida", Falwell, Robertson otros en su campamento preferían centrarse en una gama mucho más estrecha de cuestiones, particularmente el aborto y el matrimonio.

Un grupo de los Evangélicos por la Acción Social en 2016. | Facebook/Evangelicals para la Acción Social
"Se identificaron cada vez más con la parte políticamente conservadora del Partido Republicano. Cada vez más, los medios equiparan a los evangélicos con la "derecha religiosa". Y en 2016, el 81% de los evangélicos blancos votaron por Donald Trump. Y han seguido apoyando a este sexista dos veces divorciado, que se había jactado de los asuntos sexuales, avivado el racismo, promovido políticas que en gran medida benefician al 20% más rico, ignoró el abrumador consenso científico sobre el calentamiento global y mintió constantemente, socavando la democracia al descartar cualquier cosa que no le gustara como "noticias falsas", dijo Sider.

Un nuevo libro titulado The Spiritual Danger of Donald Trump: 30 Evangelical Christians on Justice, Truth, and Moral Integrity, editado por Sider y publicado a principios de este verano, plantea preocupaciones similares. Pide a los evangélicos blancos que reconsideren su apoyo al presidente y advierte que Trump está dañando el testimonio del cristianismo evangélico en la cultura estadounidense.

"Nuestra súplica es a los evangélicos blancos que por favor echen otra mirada y pregunten: '¿Esta persona está a la medida de las normas bíblicas?'" Sider le dijo a The Christian Post en una entrevista anterior. "No le estamos diciendo qué incluir. Pero por favor, piensen en ello con espíritu de oración. Incluso si crees que el libro te enojará, dado el título, te reto a que lo leas y decidas por ti mismo si hay puntos válidos que estamos haciendo allí".

En su declaración del lunes, Sider explicó que a medida que la reputación del término evangélico evolucionó con el tiempo, aferrarse al término en su nombre simplemente causó más confusión sobre el compromiso de su organización de "trabajar por la justicia para todos".

"El resultado es que la ESA descubrió cada vez más que nuestro nombre no comunicó quiénes somos realmente. Y también llevó a la gente a hacer clic en cualquier mensaje con ese nombre antes de que tuviéramos la oportunidad de explicar que (la palabra proviene de la palabra griega, evangel, para el Evangelio.) Debido a una historia vergonzosa de racismo evangélico blanco, la iglesia negra se ha negado durante mucho tiempo a utilizar el término evangélico por sí misma a pesar de que su teología y piedad están muy cerca de lo que la palabra evangélica solía significar", dijo.

MÁS POPULAR

Más Church & Ministries on The Christian Post