CPMundo

Cristiano iraquí quemado vivo por ISIS tres veces sobrevive milagrosamente, ve a Jesús en visión

Cristiano iraquí quemado vivo por ISIS tres veces sobrevive milagrosamente, ve a Jesús en visión
Un cristiano iraquí comparte su historia de ser encarcelado por ISIS, en donde intentaron quemarlo vivo tres veces, pero su cuerpo no se quemó. | YouTube / Screengrab

Un cristiano iraquí experimentó una serie de milagros mientras era perseguido por su fe a manos de los extremistas islámicos, incluido un encuentro con Jesús y los intentos de los terroristas sobrevivientes de quemarlo vivo, tres veces.

El hombre Yazidi fue entrevistado para un documental , "Heart and Hands: Iraq", por Sean Feucht, director del proyecto Light A Candle , y Bethel Music , sin fines de lucro . En ella, Feucht viaja por el mundo para escuchar las historias de los perseguidos por su fe.

En una vista previa del documental transmitido en la conferencia Heaven Come en Los Ángeles, el hombre Yazidi revela que hubo una "presión" de ISIS para convertirse al Islam. Pero en medio de la persecución, Jesús se le apareció en un sueño.

"Gracias a Dios por eso", dijo. "Me habló ... [pero] no puedo decirte lo que dijo. Es una promesa entre Cristo y yo.

"Le pregunté a Jesús una cosa", continuó. "Y él me respondió."

Más adelante en la entrevista, el hombre reveló que una vez que ISIS descubrió que era un seguidor de Cristo, comenzaron a apedrearlo.

"Me estaban golpeando con grandes piedras en mi cuerpo", recordó. "Las piedras estaban bien, no me afectaban".

El hombre dijo que después de apedrearlo, los miembros de ISIS lo empaparon con 20 galones de gasolina. Pero a pesar de que fue quemado vivo un total de tres veces, dijo que de alguna manera sobrevivió ileso.

"Y me quemaron, pero yo no me quemé", dijo, y le dio crédito a Jesús por su milagrosa supervivencia.

El hombre Yazidi fue uno de los muchos cristianos entrevistados por Feucht, quien dijo que cree que está "llamado a los lugares más perseguidos, cerrados, oscuros y marginados", informa Fox News.

Feucht dijo que se siente alentado por el crecimiento de la iglesia en Irak, China e India, tres países en los que es más difícil ser cristiano, según el regulador de persecución Open Doors USA.

"Nuestro equipo está en Irak en este momento, y el Departamento de Estado de EE. UU. Acaba de enviar esta notificación que dice: 'Todo el personal de EE. UU. Deja Irak' y todas las ONG se fueron, pero nuestros muchachos todavía están allí. Estuvimos allí a través de ISIS. Hemos estado allí a través de lo peor de lo peor ", dijo Feucht. "Todos pensaron que estábamos locos. Justo cuando todos se estaban yendo, entramos, y debido a eso, tenemos un proyecto próspero y floreciente allí".

Feucht dijo que hasta ahora, su grupo ha recaudado más de $ 100,000 para distribuir alimentos, mantas, colchones y otros materiales, además de ofrecer asesoramiento sobre terapia de trauma y programas para niños, enseñar música y orar con cristianos perseguidos en la región.

"Queremos redefinir las misiones para una generación en la que somos los primeros en responder", dijo Feucht. "Esa es la esencia del evangelio para ir a lugares donde nadie más está dispuesto a ir".

Hoy, menos de 200,000 cristianos permanecen en Irak cuando había más de 1.4 millones de cristianos en Irak en 2002 y 500,000 cristianos en Irak en 2013.

El genocidio también impactó a la minoría yazidi de Irak. Se calcula que unos 60,000 yazidis huyeron a Europa, mientras que todavía quedan unos 550,000 yazidis en Irak y 280,000 de ellos siguen desplazados.

En octubre, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional anunció que se asociaría con la organización fraternal católica líder en la nación, Caballeros de Colón, para brindar apoyo a las comunidades perseguidas en Irak.

Joseph Cullen, el portavoz de los Caballeros de Colón, dijo a The Christian Post que la organización ha comprometido hasta ahora más de $ 25 millones para apoyar a los cristianos perseguidos y a los que están a su cuidado en el Medio Oriente. Esto, dijo, ha proporcionado alimentos, ropa, vivienda, educación, atención médica, construcción o reconstrucción de hogares y otros servicios.

Pero a menos que los cristianos en los Estados Unidos y en otros lugares sigan apoyando a los perseguidos o que sufren los efectos de la persecución, estas comunidades "podrían, literalmente, dejar de existir", advirtió.

"Del mismo modo, el apoyo del gobierno de los EE. UU. A las comunidades afectadas por el genocidio en el Medio Oriente, incluidos los cristianos, sigue siendo crucial, tanto en términos de proyectos que benefician a estas comunidades como en el apoyo a su seguridad, que la milicia ha puesto en peligro recientemente. Grupos en el norte de Irak ”, dijo.