CPPolítica

Joe Biden corteja a los evangélicos mientras las encuestas muestran que Trump se desliza con el bloque de votación

Joe Biden corteja a los evangélicos mientras las encuestas muestran que Trump se desliza con el bloque de votación
El ex vicepresidente y presunto candidato presidencial demócrata Joe Biden (R) ora con los líderes de la comunidad en Bethel AME en Wilmington, Delaware, el 1 de junio de 2020. | Biden para presidente / Adam Schultz

Mientras las encuestas muestran que el apoyo del presidente Donald Trump se desliza entre los evangélicos blancos, la campaña para el presunto candidato presidencial demócrata Joe Biden ve una oportunidad para que su candidato separe a los votantes del bloque de votantes más fiel del presidente.

"La batalla por el alma de nuestra nación resuena profundamente con los evangélicos", dijo John McCarthy, subdirector político nacional de la Campaña Biden, a David Brody, analista político jefe de Christian Broadcasting Network, en una entrevista reciente para Just the News . "También estarían abiertos al mensaje de Joe Biden".

A principios de este mes, Robert P. Jones, director ejecutivo del Public Religion Research Institute, señaló en una entrevista con The New York Times que desde 2016, la proporción de la población estadounidense blanca y evangélica ha disminuido en dos puntos porcentuales, al 15% Una  encuesta de PRRI también encontró que si bien el 80% de los evangélicos blancos dijeron que aprobaron el trabajo que el presidente estaba haciendo en marzo, a fines de mayo, con la pandemia de coronavirus furiosa junto con la discordia racial, su favorabilidad se redujo al 62%. Entre los católicos blancos, la encuesta también mostró una disminución en la aprobación del 27%.

“Tuvo una oportunidad en marzo cuando la gente lo miraba. Y luego, en cuatro semanas, lo desperdició ”, dijo Jones.

Si bien la campaña de Biden admite que es probable que la mayoría de los evangélicos permanezcan con el equipo Trump, creen que pueden atraer a los evangélicos milenarios más jóvenes con puntos de vista más moderados y mujeres suburbanas. Y se han involucrado con pastores evangélicos y mujeres de todo el país en temas como la injusticia racial, la reforma migratoria y el cambio climático.

"Esas cuestiones tiran del corazón de los votantes de fe", dijo McCarthy.

Un informe de Politico a principios de este mes dijo que la campaña de Biden se encontraba en las primeras etapas de la programación de una reunión en cámara con Brody, quien también realizó varias entrevistas con el ex presidente Barack Obama durante su campaña de 2008 luego de un exitoso esfuerzo de involucrarse con los evangélicos.

Obama ganó el 26% del voto evangélico en 2008 y el 21% en 2012. Hillary Clinton, por otro lado, solo obtuvo el 16% del voto evangélico en 2016. No hizo un alcance significativo a los evangélicos.

"He sido muy claro que la invitación no se hizo en 2016", dijo Michael Wear, ex director de alcance religioso para la Campaña Obama en 2012, a Just the News. "Amplias franjas de la comunidad religiosa no se sentían como el candidato demócrata estaba interesado en su voto ".

Trump salió con el 81% del voto evangélico blanco.

Wear cree que Biden está en camino de hacer lo que Obama hizo en su acercamiento a la comunidad de fe.

"Creo que está haciendo lo que tiene que hacer para que las personas de diferentes comunidades religiosas, votantes cristianos moderados y conservadores, sepan que pueden votar por él y que tendrán un compañero", dijo Wear. "Si el ex vicepresidente Biden está en camino de alcanzar los números de Obama de 2012 (21% de los evangélicos blancos), ganará por un margen significativo".

La campaña de Biden también está dirigida a los evangélicos y católicos latinos a pesar de las preocupaciones sobre ciertos temas como el aborto.

"Los católicos no son votantes de un solo tema", dijo McCarthy. “No se trata solo de uno o dos problemas. Es más un tema general en cuanto a dónde se encuentran las lecciones de Cristo ".

Las nuevas encuestas del New York Times / Siena College  muestran que Trump sigue al menos un poco por detrás de Biden en seis estados que ganó en 2016, incluidos Michigan, Pensilvania y Wisconsin, donde sigue por dos dígitos.

“No puedes ganar con estos números. Son números atroces ", dijo a The Washington Post Edward J. Rollins, copresidente del super PAC super América pro-Trump y ex gerente de campaña para la campaña de reelección de Ronald Reagan en 1984  .

"El presidente debe enderezar su campaña y transmitir al pueblo estadounidense que puede avanzar y liderar", dijo Rollins. “Tiene que salir y sumar 10 puntos bastante rápido. Si puede hacer eso, ganará. Si no, Biden está sentado allí como la alternativa.

Una  encuesta del Centro de Investigación Pew en marzo muestra que el 55% de los estadounidenses piensan que Biden es al menos algo religioso en comparación con el 28% que ve al presidente Trump de esa manera.

“Aquí está el problema para Trump: necesita estar al 81 por ciento o al norte (con evangélicos) para ganar la reelección. Cualquier deslizamiento y no recibe un segundo mandato, y ahí es donde entra en juego Joe Biden ", dijo Brody a Político. "En este entorno, con todo, desde el coronavirus hasta George Floyd y Trump llamándose a sí mismo el 'presidente de la ley y el orden', Biden podría obtener un porcentaje o 2 de ese número del 81%".