CPMundo

Seis colegialas cristianas, secuestradas por pastores fulani en Nigeria

Seis colegialas cristianas, otras secuestradas por pastores fulani en Nigeria
Los manifestantes se reúnen durante una manifestación contra los asesinatos de pastores de Fulani, en Abuja, Nigeria, 16 de marzo de 2017. | (Foto: REUTERS / Afolabi Sotunde)

Los pastores musulmanes de Fulani han secuestrado a seis adolescentes y dos miembros del personal a punta de pistola de una escuela secundaria dirigida por cristianos en el centro-norte de Nigeria en medio de la creciente violencia en la región. 

Las fuentes dijeron a Morning Star News , una agencia de vigilancia de persecución sin fines de lucro, que Fulani invadió el Colegio de Grabadores en la aldea de Kakau Daji, en el área del gobierno local del condado de Chikun, cerca de la ciudad de Kaduna, el 2 de octubre cuando los estudiantes y miembros del personal huyeron a los arbustos.

Ocho víctimas, Joel Adamu, el subdirector de académicos, la amante de la casa y seis estudiantes, fueron llevadas a punta de pistola.

Shunom Giwa, subdirector del Colegio de Grabadores, dijo que cinco pastores armados aparecieron en su casa y le ordenaron que se acostara. Unos minutos más tarde, otro grupo de pastores Fulani armados apareció en su casa con Joel Adamu, el subdirector académico de la escuela, y le ordenaron a su colega que se acostara en el piso junto a él.

"Cuando descubrí que su atención estaba en mi colega, me encontré con el arbusto, y al darme cuenta de que estaba escapando, me dispararon, pero afortunadamente no me atraparon", dijo Giwa. "Me buscaron sin éxito, y cuando no pudieron encontrarme, comenzaron a buscar dónde estaban los estudiantes".

"Cuando nos recuperamos de la conmoción de lo que estaba sucediendo, comenzamos a hacer un recuento para saber qué estudiantes estaban desaparecidos", dijo Giwa. "Confiamos en Dios para la protección de los cautivos y esperamos que sean liberados sin ser heridos".

Los secuestradores se han puesto en contacto con los funcionarios escolares para exigirles un rescate, exigiendo inicialmente 30 millones de nairas (82.327 dólares estadounidenses) por estudiante antes de negociar una baja.

Si bien la escuela tiene un plan de estudios secular, incluye una perspectiva cristiana, y los estudiantes toman el conocimiento religioso cristiano como asignatura. La escuela tiene una población estudiantil de 100, con una inseguridad desenfrenada en el estado que obliga a algunos padres a retirar a sus hijos de la escuela, dijo Giwa.

Julde Juli, cuya hija de 15 años estaba entre los secuestrados, dijo a Morning Star News que confía en Dios con el futuro de su hija. 

"Me sorprendió recibir la noticia del secuestro de mi hija y otros estudiantes", dijo. “Solo rezo para que no les pase nada y que salgan vivos. Confío en que nuestro Dios es soberano sobre todas las cosas. Estamos confiando en que a través de la intervención divina nuestros hijos serían rescatados ".

El portavoz del Comando de la Policía del Estado de Kaduna, Yakubu Sabo, dijo que las autoridades están haciendo esfuerzos para rescatar a los cautivos.

"El Comando inmediatamente movilizó equipos combinados de anti-secuestro, SARS y policía convencional al área para un posible rescate de las víctimas y arrestar a los autores del desafortunado incidente", dijo.

El gobernador de Kaduna, Nasir el-Rufai, dijo a los medios que con la última serie de secuestros, los "bandidos" de Fulani probablemente estén trabajando junto a elementos del grupo extremista islámico Boko Haram.

"Recibimos información hace unos tres meses de que los bandidos se han conectado con algunos elementos de Boko Haram, y se dirigirán a las escuelas para secuestrar a niños porque saben que eso es lo que hace las noticias", dijo El-Rufai.

Boko Haram, cuyo nombre significa que la educación "occidental" o "no islámica" es un pecado, fue noticia en 2014 después de secuestrar a 276 colegialas de la remota ciudad de Chibok, en el noreste del estado de Borno.

Se cree que los pastores de Fulani son responsables de la muerte de decenas de miles de nigerianos desde que el presidente del país, Muhammadu Buhari, proveniente de la tribu Fulani, asumió el cargo en 2015.

En septiembre, los pastores secuestraron y mataron a la esposa de un pastor en el estado de Kaduna en Nigeria después de romperse las piernas para que no pudiera escapar. A principios de septiembre, presuntos pastores musulmanes de Fulani dispararon y mataron al pastor bautista Alhamdu Mangadus de la Iglesia Bautista Nasara en Asso mientras trabajaba en su granja.

Nigeria es el duodécimo lugar más peligroso del mundo para los cristianos, según la Lista anual de vigilancia mundial de Open Doors.