CPIglesia & Ministerio

Iglesias se unen para ayudar a Bahamas a recuperarse de la devastación del huracán Dorian

Iglesias se unen para ayudar a Bahamas a recuperarse de la devastación del huracán Dorian
En esta imagen del folleto de USCG, las vistas de las Bahamas desde un avión C-130 de la Guardia Costera Elizabeth City después del huracán Dorian se desplaza hacia el norte el 3 de septiembre de 2019. El huracán Dorian tocó tierra el sábado y se intensificó hasta el domingo. La Guardia Costera está apoyando a la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias de las Bahamas y a la Real Fuerza de Defensa de las Bahamas, quienes lideran los esfuerzos de búsqueda y rescate en las Bahamas. El | Guardacostas de EE. UU. A través de Getty Images / Adam Stanton

Varias iglesias, grupos de ayuda y particulares en los Estados Unidos se están uniendo para ayudar a las Bahamas a recuperarse de la devastación del huracán Dorian que, según el viceprimer ministro Peter Turnquest, requerirá la reconstrucción de " cientos de millones, si no miles de millones ".

"Hemos tenido daños catastróficos en la infraestructura pública y privada que requerirán cientos de millones, si no miles de millones, para financiar la recuperación y la reconstrucción", dijo Turnquest, según The Guardian .

“Con aproximadamente el 70% de los hogares bajo el agua, anticipamos una tremenda dislocación y perturbación social y económica a corto plazo. La salud mental de quienes han sufrido esta tormenta monstruosa es una preocupación prioritaria del gobierno ".

El huracán Dorian azotó las Bahamas durante más de dos díasdespués de tocar tierra como una tormenta de categoría 5. Finalmente se movió hacia el norte el martes por la noche y ahora azota partes costeras del sudeste.

Jens Laerke, de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, también confirmó en una conferencia de prensa el  martes que las estimaciones iniciales de Gran Bahama y las Islas Abaco donde Dorian tocó tierra fueron "bastante catastróficas".

“Como escuchamos, tocó tierra en las Islas Abaco; la población allí es un poco más de 17,000 personas, estamos preocupados por todos ellos. Ahora está en Gran Bahama, la población es de aproximadamente 51,000 personas y estamos preocupados por cada uno de ellos. El primer ministro de las Bahamas ya dijo que cinco personas han sido confirmadas como resultado de este huracán ", dijo Laerke.

El pastor Ted Traylor de la Iglesia Bautista Olive en Pensacola, Florida, que forma parte de una red más grande de iglesias bautistas que ayudan con la recuperación de huracanes y donaciones,  le dijo a ABC 3 WEARTV que los voluntarios estaban en espera para ayudar con los esfuerzos de ayuda en las Bahamas.

"Conectamos nuestras iglesias cada vez que surge la necesidad y luego estamos allí con unidades de alimentación, cortando árboles, barriendo casas, sea cual sea la necesidad", dijo Traylor.

Explicó que ha estado hablando con otros grupos de iglesias en el sur de Florida con conexiones a la isla. Planearon esperar hasta que pase la tormenta antes de enviar voluntarios.

El Programa Mundial de Alimentos estima que Abaco requerirá alimentos para más de 14,000 personas y Grand Bahama para más de 47,000.

Miembros de la Iglesia Episcopal de Cristo, una iglesia de 118 años fundada por los bahameños que abandonaron sus hogares en la isla para convertirse en trabajadores contratados en Coconut Grove, le dijeron al Miami Herald  que harán todo lo posible para ayudar a las Bahamas a recuperarse. Se han unido con la Iglesia Greater St. Paul AME de 123 años, también fundada por bahameños, para ayudar a entregar suministros a las víctimas en hidroavión.

"La gente lo ha perdido todo", dijo Jonathan Archer, rector de Christ Episcopal.  “Nos salvamos, afortunadamente. ¿Por qué no enviar nuestros suministros para huracanes a quienes realmente los necesitan?

En el cercano  Gran St. Paul AME, que también fue fundado por bahameños, el  reverendo Nathaniel Robinson III  dijo que estaba complacido con el gran apoyo de la congregación para las Bahamas.

"Los huracanes han hecho que las personas sean más empáticas", dijo Robinson a la publicación. “Irma golpeó fuerte. Entonces María, Michael. Las personas entienden lo que pueden hacer estos huracanes más poderosos y quieren ayudar. Después de Irma, otras iglesias de AME nos enviaron dinero y materiales cuando estábamos sufriendo. Ahora es tu turno."

El martes, docenas de estudiantes de las Bahamas en la Texas Southern University también se reunieron para rezar por sus familias atrapadas en la devastación.

“Sabemos que Dios tiene el control. No importa lo que haya pasado. Él tenía el control antes. Él tendrá el control después ”, dijo Lynden Rose, una ex capitana de Phi Slama Jama en la Universidad de Houston que también se unió a ellos para orar.

Rose, quien ahora es Cónsul Honorario de las Bahamas, dijo que la necesidad de orar es grande, pero también existe una tremenda necesidad de ayuda por desastre.

“Generadores. Ese es el problema número uno. Generadores porque nuestra red eléctrica está inactiva. No hay comunicación ", dijo Rose.