CPIglesia & Ministerio

Juez falla a favor de las iglesias que abandonaron la Iglesia Episcopal, desafía a la Suprema Corte de Carolina del Sur

Juez falla a favor de las iglesias que abandonaron la Iglesia Episcopal, desafía a la Suprema Corte de Carolina del Sur
La oficina de la Diócesis Episcopal de Carolina del Sur, cuyo liderazgo decidió abandonar la Iglesia Episcopal en 2012. |

Un juez de Carolina del Sur encargado de hacer cumplir un fallo de la Suprema Corte del estado contra una diócesis episcopal separatista ha emitido un fallo que parece contradecir la decisión del tribunal superior.

En 2017, la corte suprema del estado dictaminó que los bienes por valor de $ 500 millones de la Diócesis Episcopal de Carolina del Sur pertenecían a la denominación nacional en lugar de las docenas de parroquias que se separaron de la dominación en 2012.

Sin embargo, el Juez de la Corte de Circuito de Carolina del Sur, Edgar Dickson, emitió una orden el viernes pasado alegando que cada parroquia era propietaria de sus propiedades porque la Iglesia Episcopal no las tenía en fideicomiso.

Dickson aplicó "principios neutrales" al caso, argumentando que los registros de propiedad determinan la propiedad de una instalación.

“Este es un asunto de propiedad, y los titulares son los dueños de su propiedad según lo establecido en sus escrituras. No hay evidencia clara y convincente de una confianza expresa o constructiva aplicable a ninguna parroquia ”, concluyó Dickson.

"POR LO TANTO SE ORDENA que las treinta y seis parroquias de los demandantes sean, y por la presente, declaradas y afirmadas como los titulares en una tarifa simple absoluta de sus respectivas propiedades parroquiales, con mejoras al respecto y sus propiedades personales".

Dickson citado de la Corte Suprema de Estados Unidos fallo a partir de 1969 cuando se pesaba una disputa de propiedad de la iglesia entre la Iglesia Presbiteriana de los Estados Unidos y dos iglesias de Georgia que se habían retirado del PCUS.

“La Corte Suprema de Georgia resolvió inicialmente la controversia aplicando una teoría de la confianza implícita, según la cual la propiedad de una iglesia local afiliada a una organización jerárquica de la iglesia se consideraba en fideicomiso para la iglesia general, siempre que la iglesia general no 'sustancialmente abandonó "los principios de la fe y la práctica tal como existían en el momento de la afiliación", escribió Dickson. 

"Sin embargo, la Corte Suprema de los Estados Unidos revirtió y sostuvo que los tribunales de Georgia tendrían que encontrar otra forma de resolver las disputas de propiedad de la iglesia que no llevaran a los tribunales estatales a controversias religiosas".

Dickson enfatizó que la Corte Suprema de los Estados Unidos "no especificó cuál debería ser ese método, aunque señaló al pasar que" existen principios legales neutrales, desarrollados para su uso en todas las disputas de propiedad, que pueden aplicarse sin "establecer" iglesias a las que la propiedad se adjudica ".

El canciller diocesano Thomas S. Tisdale Jr. expresó su decepción por el fallo, pero también se mostró optimista de que el tribunal superior del estado pueda intervenir contra el nuevo orden.

“Esta no es una decisión final; es un paso más en un largo viaje hacia la plena reconciliación dentro de nuestra diócesis ”, dijo Tisdale en un comunicado .

"Si bien estamos comprensiblemente decepcionados de que el juez Dickson no haya aplicado la decisión de la Corte Suprema según lo indicado, esperamos que la Corte Suprema de Carolina del Sur escuche el asunto con prontitud y corrija cualquier error que exista en la orden de hoy".

El obispo Mark Lawrence, jefe del grupo separatista, conocido como la Diócesis Anglicana de Carolina del Sur, elogió el fallo.

“Damos gracias por esta decisión. Es un día para alegrarse. Es un día para avanzar en la misión de Cristo al mundo. Gracias a Dios ”, dijo Lawrence en un comunicado .

En noviembre de 2012, la mayoría de los miembros de la diócesis de Carolina del Sur votaron para abandonar la denominación nacional por las diferencias teológicas y el aparente maltrato del obispo Lawrence. Más tarde se unieron a la Iglesia Anglicana en América del Norte. 

En 2013, comenzó un litigio sobre quién poseía correctamente el nombre y la propiedad diocesana, el liderazgo separatista o los continuos episcopales que permanecieron con la denominación nacional. Los leales a la denominación nacional tenían que referirse a sí mismos como "La Iglesia Episcopal en Carolina del Sur", mientras que el grupo separatista retuvo los derechos de nombre.

En agosto de 2017, la Corte Suprema de Carolina del Sur falló contra el grupo separatista, anulando en gran medida la decisión de la corte inferior.

El juez interino Costa Pleicones escribió la opinión mayoritaria. Llegó a la conclusión de que el fallo de la corte inferior tenía un "error de derecho" que produjo "una visión distorsionada de los problemas en este caso".

En una opinión concurrente , el juez Kaye G. Hearn argumentó que la estructura jerárquica de la Iglesia Episcopal significaba que poseía las propiedades diocesanas porque la iglesia nacional ordenó a los líderes diocesanos y "debe diferir esa decisión".

Sigue a Michael Gryboski en Twitter o Facebook