CPIglesia & Ministerio

Más del 70% de las iglesias que prestan servicios en persona con medidas de seguridad establecidas

Más del 70% de las iglesias que prestan servicios en persona con medidas de seguridad establecidas
La gente adora en Harvest Christian Fellowship, junio de 2020. | Facebook / Harvest Christian Fellowship

Después de meses de restricciones relacionadas con COVID-19 que obligaron a los lugares de culto a suspender los servicios en el campus en todo Estados Unidos, más del 70% de las iglesias protestantes han reanudado cautelosamente los servicios en persona siguiendo las medidas de seguridad requeridas, según una nueva encuesta de LifeWay Research.

Hace aproximadamente tres meses, en abril, menos del 10% de las iglesias protestantes tenían servicios en persona, pero el número aumentó a más del 55% el primer fin de semana de junio, y en julio, más del 70% se reunió físicamente, según la encuesta LifeWay.

"Si bien cada vez más iglesias han reanudado los servicios de adoración en persona, no siempre ha sido un camino directo de regreso", dijo el director ejecutivo de LifeWay Research, Scott McConnell. "Algunos tuvieron dificultades para reanudar o tuvieron que dejar de reunirse nuevamente a medida que las cosas empeoraron en su área".

El estudio encontró que el 99% de las iglesias que se han reabierto para reunirse físicamente en interiores están tomando precauciones de salud y seguridad.

Por ejemplo, el 94% de los pastores dijeron que proporcionaron desinfectante de manos, máscaras o guantes a quienes lo necesitaban, el 86% realizaron una limpieza adicional de las superficies y el 76% cerraron los asientos para aumentar la distancia entre las personas.

Casi el 60% de las iglesias que se reúnen en persona tienen máscaras "recomendadas", pero solo alrededor del 35% de los asistentes "requeridos" deben usarlas. Y más del 20% de las iglesias que han reabierto servicios adicionales para permitir que las personas se extiendan más, y el 18% proporcionó salas de observación adicionales para hacerlo.

Algunas encuestas también realizaron controles de temperatura del personal y los voluntarios (21%), y algunas verificaron las temperaturas de todos los asistentes (14%), según la encuesta.

"Reanudar los servicios de adoración en persona no ha vuelto a la adoración como de costumbre", comentó McConnell. "Las iglesias están haciendo esfuerzos para hacer que el medio ambiente sea seguro, pero estos esfuerzos a menudo son cuestionados por aquellos que quieren más precauciones o menos restricciones".

A fines de mayo, inmediatamente después de que el presidente Donald Trump  declarara que las iglesias eran esenciales  y dijo que se les debería permitir reabrir siempre y cuando se adhieran a las pautas de salud de los CDC, el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito decidió a favor de la estadía estatal del gobernador de California Gavin Newsom orden en el hogar y rechazó una moción de emergencia para permitir que los servicios religiosos en persona procedan en ese estado.

Algunas iglesias dijeron que continuarían retrasando su reapertura. Grace Community Church estaba entre ellos y dijo que "lo dejarían en manos de Dios". Las iglesias en California luego se les permitió reabrir con algunas restricciones.

Sin embargo, en julio, Newsom  anunció  que las iglesias, los centros de acondicionamiento físico y las empresas en varias industrias en 30 condados de California recibirían la orden de cerrar de nuevo a menos que puedan operar fuera o mediante servicios de recogida. Varias iglesias dijeron que no seguirían la orden. El pastor John MacArthur de Grace Community Church anunció que su iglesia continuaría celebrando servicios en persona a pesar de las restricciones. Otros, incluida Harvest Christian Fellowship, han optado por mantener sus servicios al aire libre de acuerdo con la orden.

La encuesta de LifeWay encontró que el 5% de las iglesias, la mayoría de ellas en el noreste, se han ocupado de un asistente que muere por el coronavirus.

En los últimos tres meses, los pastores dijeron que los asistentes a la iglesia también habían tratado con menos horas en el trabajo (74%) y perder un trabajo (48%).

Según la encuesta, solo el 29% realiza estudios bíblicos en persona.

La semana pasada, el informe del Estado de la Biblia 2020  publicado  por el Grupo Barna y la Sociedad Bíblica Estadounidense también mostró que la pandemia ha afectado el compromiso bíblico de los estadounidenses , y la cantidad de adultos estadounidenses que leen las Escrituras está disminuyendo drásticamente en medio del brote.

Los adultos estadounidenses que dicen que leen la Biblia diariamente cayeron del 14% al 9% entre principios de 2019 y 2020, según el informe.