CPAMERICA LATINA

Obispos Admiten "Impactante Realidad" en Honduras Mientras Caravana de 14,000 Inmigrantes se Dirigen a la Frontera de Estados Unidos

Los obispos católicos en Honduras han admitido que su país se encuentra en un estado "escandaloso" y "vergonzoso", que se ha sumado a la caravana de miles de personas que se dirige a la frontera de los Estados Unidos.

"Es una realidad impactante causada por la situación actual en nuestro país, que obliga a una multitud a dejar lo poco que tiene, aventurándose sin ninguna certeza por la ruta migratoria a los Estados Unidos, con el deseo de llegar a la tierra prometida, el 'estadounidense "Lo que les permite resolver sus problemas económicos y mejorar sus condiciones de vida. Para ellos y sus familias y, en muchos casos, para garantizar la seguridad física tan esperada", dijo la Conferencia Episcopal de Honduras a Fides News en una declaración en Miércoles.

"Es deber del Estado hondureño proporcionar a sus ciudadanos los medios para satisfacer sus necesidades básicas, como el trabajo decente, estable y bien remunerado, la salud, la educación y la vivienda. Cuando estas condiciones no existen, las personas se ven obligadas a vivir. "agregaron los obispos en la tragedia y muchos de ellos esperan emprender un camino que lleve al desarrollo y la mejora, encontrándose en la vergonzosa y dolorosa necesidad de dejar a sus familias, sus amigos, su comunidad, su cultura, su entorno y su tierra". , tocando la crisis económica que ha llevado a miles de personas a migrar ilegalmente a través de México y dirigirse a los Estados Unidos, en busca de asilo.

"Estábamos sordos al llanto de sus derechos y ciegos al ver esa realidad. La noticia de esta caravana es la forma masiva de miles de personas, en su mayoría jóvenes, que tienen la esperanza de obtener recursos suficientes para transformar a Honduras". adicional.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, advirtió que la caravana de hasta 14,000 personas no podrá ingresar al país sin pasar por las rutas legales adecuadas.

"Para los que están en la Caravana, no estamos permitiendo que la gente ingrese ilegalmente a los Estados Unidos. Regrese a su país y, si lo desea, solicite la ciudadanía como lo están haciendo millones de personas", declaró Trump en Twitter el jueves.

Dos funcionarios de la administración anónima dijeron además a USA Today que Trump se está preparando para enviar entre 800 y 1.000 tropas de los Estados Unidos para defender la frontera y enfrentar la caravana de migrantes. Tal movimiento se agregaría a los 2,100 soldados de la Guardia Nacional que Trump ya ha enviado a la frontera, que respaldan a los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza.

En una entrevista previa con The Christian Post, dos residentes estadounidenses de Guatemala y Honduras que ingresaron a los EE. UU. Hace más de 15 años en el tren llamado "La Bestia", dijeron que el número creciente de inmigrantes ilegales que llegan a los EE. UU. A través de Centroamérica incluye más de migrantes de latinoamerica.

"Personas de todo el mundo viajan a Guatemala con la esperanza de llegar a los EE. UU. A través de México: personas de China, Brasil, incluso Cuba, en todas partes", dijeron a CP en 2014.

"Los EE. UU. Deben asegurar el borde", agregaron en ese momento.

Hablando sobre los peligros que enfrentan los niños frente a los cárteles de la droga y los traficantes de sexo, dijeron: "Cuando los padres envían a sus hijos en los trenes a los Estados Unidos, saben que existen riesgos, pero no piensan en ello. Simplemente viven de la esperanza". "Espero que todas las cosas malas que escuchan no les pasen a sus hijos". Muchos inmigrantes toman el peligroso viaje a los Estados Unidos porque se les dice que "cuando lleguen a los Estados Unidos se les entregarán documentos y se les permitirá permanecer en el país", agregaron.

El presidente del Comité Judicial del Senado, Chuck Grassley, R-Iowa, y el senador Mike Lee, R-Utah, instaron a la Casa Blanca a buscar un acuerdo de terceros con México, que requeriría que los migrantes busquen asilo en el primer país de llegada, a saber Méjico.

"Entrar en un acuerdo de un tercer país seguro con México enviaría un mensaje a nuestros socios en Centroamérica de que ellos también deben compartir la carga de la migración masiva no autorizada", dijeron los senadores en una declaración conjunta.

Los informes de la caravana han provocado diversas reacciones de prominentes figuras cristianas en los Estados Unidos.

El ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee dijo que la ola de migrantes es un intento de "invasión" del país.

"Estados Unidos es genial porque los inmigrantes lo ayudaron a mejorar, pero lo que se está gestando en la frontera NO es la inmigración, ¡es una invasión! @RealDonaldTrump no puede permitir que las personas superen las fronteras", escribió Huckabee.

El reverendo Tony Suárez, vicepresidente ejecutivo de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano, dijo que debería haber simpatía por los migrantes.

"No hay nada malo o ilegal en que la gente se acerque a nuestra frontera y solicite asilo. Eso no significa que tengamos que recibir a todos los que vienen, pero ciertamente pueden postularse", argumentó Suárez.

"Si es incorrecto buscar asilo, retire esta placa de la Estatua de la Libertad 'Dame tu cansado

(SCREENSHOT: YOUTUBE / GUARDIAN NEWS)
Los inmigrantes de Honduras rompen el muro fronterizo con México en un video publicado el 19 de octubre de 2018.

Los obispos católicos en Honduras han admitido que su país se encuentra en un estado "escandaloso" y "vergonzoso", que se ha sumado a la caravana de miles de personas que se dirige a la frontera de los Estados Unidos.

"Es una realidad impactante causada por la situación actual en nuestro país, que obliga a una multitud a dejar lo poco que tiene, aventurándose sin ninguna certeza por la ruta migratoria a los Estados Unidos, con el deseo de llegar a la tierra prometida, el 'estadounidense "Lo que les permite resolver sus problemas económicos y mejorar sus condiciones de vida. Para ellos y sus familias y, en muchos casos, para garantizar la seguridad física tan esperada", dijo la Conferencia Episcopal de Honduras a Fides News en una declaración en Miércoles.

"Es deber del Estado hondureño proporcionar a sus ciudadanos los medios para satisfacer sus necesidades básicas, como el trabajo decente, estable y bien remunerado, la salud, la educación y la vivienda. Cuando estas condiciones no existen, las personas se ven obligadas a vivir. "agregaron los obispos en la tragedia y muchos de ellos esperan emprender un camino que lleve al desarrollo y la mejora, encontrándose en la vergonzosa y dolorosa necesidad de dejar a sus familias, sus amigos, su comunidad, su cultura, su entorno y su tierra". , tocando la crisis económica que ha llevado a miles de personas a migrar ilegalmente a través de México y dirigirse a los Estados Unidos, en busca de asilo.

"Estábamos sordos al llanto de sus derechos y ciegos al ver esa realidad. La noticia de esta caravana es la forma masiva de miles de personas, en su mayoría jóvenes, que tienen la esperanza de obtener recursos suficientes para transformar a Honduras". adicional.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, advirtió que la caravana de hasta 14,000 personas no podrá ingresar al país sin pasar por las rutas legales adecuadas.

"Para los que están en la Caravana, no estamos permitiendo que la gente ingrese ilegalmente a los Estados Unidos. Regrese a su país y, si lo desea, solicite la ciudadanía como lo están haciendo millones de personas", declaró Trump en Twitter el jueves.

Dos funcionarios de la administración anónima dijeron además a USA Today que Trump se está preparando para enviar entre 800 y 1.000 tropas de los Estados Unidos para defender la frontera y enfrentar la caravana de migrantes. Tal movimiento se agregaría a los 2,100 soldados de la Guardia Nacional que Trump ya ha enviado a la frontera, que respaldan a los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza.

En una entrevista previa con The Christian Post, dos residentes estadounidenses de Guatemala y Honduras que ingresaron a los EE. UU. Hace más de 15 años en el tren llamado "La Bestia", dijeron que el número creciente de inmigrantes ilegales que llegan a los EE. UU. A través de Centroamérica incluye más de migrantes de latinoamerica.

"Personas de todo el mundo viajan a Guatemala con la esperanza de llegar a los EE. UU. A través de México: personas de China, Brasil, incluso Cuba, en todas partes", dijeron a CP en 2014.

"Los EE. UU. Deben asegurar el borde", agregaron en ese momento.

Hablando sobre los peligros que enfrentan los niños frente a los cárteles de la droga y los traficantes de sexo, dijeron: "Cuando los padres envían a sus hijos en los trenes a los Estados Unidos, saben que existen riesgos, pero no piensan en ello. Simplemente viven de la esperanza". "Espero que todas las cosas malas que escuchan no les pasen a sus hijos". Muchos inmigrantes toman el peligroso viaje a los Estados Unidos porque se les dice que "cuando lleguen a los Estados Unidos se les entregarán documentos y se les permitirá permanecer en el país", agregaron.

El presidente del Comité Judicial del Senado, Chuck Grassley, R-Iowa, y el senador Mike Lee, R-Utah, instaron a la Casa Blanca a buscar un acuerdo de terceros con México, que requeriría que los migrantes busquen asilo en el primer país de llegada, a saber Méjico.

"Entrar en un acuerdo de un tercer país seguro con México enviaría un mensaje a nuestros socios en Centroamérica de que ellos también deben compartir la carga de la migración masiva no autorizada", dijeron los senadores en una declaración conjunta.

Los informes de la caravana han provocado diversas reacciones de prominentes figuras cristianas en los Estados Unidos.

El ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee dijo que la ola de migrantes es un intento de "invasión" del país.

"Estados Unidos es genial porque los inmigrantes lo ayudaron a mejorar, pero lo que se está gestando en la frontera NO es la inmigración, ¡es una invasión! @RealDonaldTrump no puede permitir que las personas superen las fronteras", escribió Huckabee.

El reverendo Tony Suárez, vicepresidente ejecutivo de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano, dijo que debería haber simpatía por los migrantes.

"No hay nada malo o ilegal en que la gente se acerque a nuestra frontera y solicite asilo. Eso no significa que tengamos que recibir a todos los que vienen, pero ciertamente pueden postularse", argumentó Suárez.

"Si es incorrecto buscar asilo, retire esta placa de la Estatua de la Libertad 'Dame tu cansado