CPOpinión

Evangélicos en Cuba: Controlados, Reprimidos, pero aún Multiplicados

Al igual que cualquier otro Estado Miembro de la ONU, Cuba fue revisada anteriormente durante este año en el marco de la Revisión Periódica Universal (EPU) realizada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. En esta ocasión, nuestra Oficina de Enlace de Ginebra trabajó en un informe que explica la situación de las iglesias evangélicas en Cuba. Después de años de crecimiento constante, los evangélicos actualmente representan aproximadamente el 10% de la población cubana. Si bien una pequeña minoría de iglesias está protegida, la mayoría todavía enfrenta algunas formas de restricción y, sin embargo, espera que el gobierno garantice más libertad. En este contexto actual, aún no ha sido posible crear una Alianza Evangélica en Cuba.

Diferentes grupos, situaciones diferentes

La situación de los evangélicos en Cuba depende en gran medida de la denominación a la que pertenezcan las congregaciones. Se pueden distinguir tres grupos de iglesias evangélicas en Cuba:

Las iglesias protegidas: desde 1959, Cuba ha tratado de asegurar el apoyo de las iglesias establecidas, a veces por la fuerza. Las iglesias que aceptan la teología de la liberación están cerca del Estado y tienen condiciones favorables. Representan el 8% de los protestantes evangélicos en Cuba y están afiliados al Consejo Cubano de Iglesias. Durante el EPU, se presentaron a la ONU informes de iglesias evangélicas pertenecientes a este grupo y se elogió la actitud de los gobiernos hacia la libertad religiosa. Desafortunadamente, esos informes no son para nada representativos de la situación de las iglesias evangélicas en general.

Iglesias reprimidas: De hecho, el 80% de los evangélicos pertenecen a un segundo grupo que no tiene los mismos privilegios que el primer grupo, porque quiere centrarse en el Evangelio y ser políticamente no alineado. En consecuencia, las denominaciones presentes en Cuba antes de 1959 pero que no estaban dispuestas a afiliarse al Consejo de la Iglesia cubana han sufrido una severa persecución en el siglo pasado (confiscación de seminarios, penas de prisión para pastores, etc.). Incluso si su situación ha mejorado mucho desde la década de los 90, en comparación con la severa persecución sufrida en los años 60 y 70, todavía son tolerados en el mejor de los casos. El gobierno hasta ahora se ha negado a que se organicen como la "Alianza Evangélica Cubana". Al ser tolerados pero no reconocidos, muchos se reúnen ilegalmente en las iglesias de las casas, porque no reciben permiso de construcción o autorización para reunirse en lugares más grandes. Se enfrentan a la confiscación, la demolición y sus líderes aún pueden enfrentar arrestos. De hecho, algunos pastores han sido arrestados recientemente y luego liberados.

Iglesias ilegales y perseguidas: Las iglesias establecidas después de 1959 en Cuba enfrentan las condiciones más difíciles, porque se consideran ilegales. Representan el 12% de los evangélicos cubanos. Algunos están en el país desde hace más de 30 años pero aún no pueden registrarse en el ministerio de justicia de Cuba. Sus lugares de reunión pueden ser destruidos y sus líderes arrestados. Por lo tanto, docenas de pastores son hostigados y arrestados regularmente. Algunos han sido condenados injustamente en el tribunal, como el pastor Núñez Velázquez, que fue condenado en octubre de 2016 a un arresto domiciliario de un año.
El Consejo de Derechos Humanos pierde la oportunidad de levantar las restricciones a la libertad religiosa de Cuba

Lamentablemente, durante la reciente revisión del EPU en el 16 de mayo por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, solo se mencionó la situación del primer grupo de Iglesias protegidas. Cuba afirmó que "no había restricciones ni barreras en el camino de las asociaciones religiosas para ejercer su derecho libremente". Esto no es cierto para más del 90% de los evangélicos en Cuba. Cuatro informes llamaron la atención sobre las restricciones a la libertad de religión en Cuba y la situación de las minorías religiosas en Cuba: por la Alianza Evangélica Mundial (en francés), por Christian Solidarity Worldwide (en inglés), por el Instituto Patmos (en español) y por ADF International (en inglés). Es inquietante que, a pesar de estos informes, ningún Estado formule comentarios críticos sobre la libertad religiosa en Cuba, mientras que India, Mozambique y los Emiratos Árabes Unidos elogian a Cuba por su promoción de la libertad de religión.

Los cristianos en Cuba piden oraciones por su país

Los cristianos en Cuba oran para que su gobierno les otorgue más libertad en el futuro. Esperan que las denominaciones que soliciten ser registradas sean reconocidas y puedan operar libremente bajo un estado de derecho justo. También esperan que su gobierno se dé cuenta de que los evangélicos no son una amenaza ni una fuerza de oposición política, sino una bendición para su país, debido a que los cristianos oran por su gobierno y desean servir al bien común.